Museo Sefardí despide exposición con poesía

«Y la Tierra se llenó de luz» dejó espacios de la AIV
La feliz presencia de la exposición Y la Tierra se llenó de luz. Vitrales de las sinagogas de Caracas, ofrecida por el Museo Sefardí de Caracas Morris E. Curiel en sus espacios de Maripérez, no podía contar con mejores augurios que con los de la poesía. Un celebratorio público se reunió en torno a la clausura de la muestra en la AIV para escuchar el recital intitulado «Tres voces para el templo», que contó con las escritoras Sonia Chocrón, Patricia Guzmán y Jacqueline Goldberg. El recital, en homenaje a la sinagoga Tiferet Israel y como recuerdo de su triste profanación, ocurrida el pasado 30 de enero, revivió la experiencia de un primer recital en torno al tema, realizado en los espacios de la Biblioteca Central de la Universidad Central de Venezuela en febrero pasado y que en aquella ocasión contó además con la participación de Gabriela Kizer y Mharía Vázquez Benarroch.

La bienvenida al evento estuvo a cargo de Amram Cohén, a la que siguieron emotivas palabras de presentación por parte del escritor Ildemaro Torres: «Solemos establecer con la poesía y los poetas una relación de mayor cercanía, una más sentida intimidad que con cualquier otro género literario y sus cultivadores; y uno tiende a descartar eventuales intermediaciones, para convivir «Y la Tierra se llenó de luz» dejó espacios de la AIV MUSEO SEFARDÍ despide exposición con poesía directamente y a solas con los versos, para tomar posesión de ellos e interiorizarlos entrañablemente, agradecidos a quienes para nuestro bien los sintieron, los pensaron y escribieron (…) Pero, debo decir que dicha preferencia o necesidad es prescindible cuando se trata de creadoras como éstas en torno a las cuales nos reunimos hoy, pues ellas poseen el don o la virtud de leer debidamente sus poemas, de conmovernos al escuchárselos decir (…) Este es un lugar venerable y venerado, y las oiremos en el marco de una exposición de vitrales, arte tradicional fiel por siglos a unos conceptos de diseño y realización en consonancia con una atmósfera de devoto recogimiento religioso; el mismo arte que es abordado en esta muestra con un manifiesto sentido de modernidad, un manejo libérrimo de las formas y un audaz uso del color, suerte de exaltación del espíritu en otros términos y de facilitación de su vuelo a otro grado de elevación».

De la Torá
(Fragmento del poema Debajo de la arcada)
“Así como se entiende claro un dilatamiento o ensanchamiento en el alma, a manera de como si el agua que mana de una fuente no tuviese corriente, sino que la misma fuente estuviese labrada de una cosa, que mientras más agua manase, más grande se hiciese [la arcada]; así parece en esta oración, y otras maravillas que hace Di[-]os en el alma, que la habilita y va disponiendo para que quepa todo en ella”.

Patricia Guzmán

Orden
Hay que hacer orden en la casa lavar la losa vestir la cama hay que hacer orden en la casa plantar las flores de calabaza borrar el rastro de la melaza buscar la música de las cosas haciendo orden haciendo casa con las palabras para formarlas poner el orden formar la casa con un ejército de palabras que nadie sepa que nadie vea que las glorietas se están cayendo hay que hacer orden en la casapara que el ave de la tristeza se vaya al parque o a la avenida para poner el orden dentro de casa y que no crezca la angustia ciega que crece en ella cuando es de día bañar de azúcar y sangre impía todo resquicio de las esquinas que Di[-]os la ampare y la favorezca de la traidora melancolía del mal de ojo y la villanía que hay que hacer orden quitar la traza barrer el polvo todos los días limpiar la casa poner el orden que si nos vence nos vencería la muerte eterna la pena en vida matar el orden cegar la herida.

Sonia Chocrón

Luba (fragmentos) (1988)

I
tomo su herencia
de edades en quiebra
los oficios tristes del abandono
sus muertos

II
más ebria y más sola
sufriendo viajes incompletos
distancias que no resisten otra calle
su puño agotado
su país ardiendo

III
diálogo de pasillos diurnos
raíz
memoria que soy

IV
casi deja su tiempo
en esa casa que nombra en voz baja
mordida por un quejido de gases
una madrugada difícil

V
esa frontera larga y desnuda
que la atravesó
su recuerdo
su patria de trasnocho

VI
no habla de las primeras ventanas
que desnudó su fatiga
para ella todo es escombro
tiempo de elegidos

VII
cambia de sombra
para obligarme a padecer
una herencia a la que sólo se pertenece a ratos
con el cuerpo a cuestas
intentando siempre un segundo desvelo
una estancia en otro lado
ncias que no resisten otra calle
su puño agotado
su país ardiendo

III
diálogo de pasillos diurnos
raíz
memoria que soy

IV
casi deja su tiempo
en esa casa que nombra en voz baja
mordida por un quejido de gases
una madrugada difícil

V
esa frontera larga y desnuda
que la atravesó
su recuerdo
su patria de trasnocho

VI
no habla de las primeras ventanas
que desnudó su fatiga
para ella todo es escombro
tiempo de elegidos

Jacqueline Goldberg

Anuncios