Los poemas de rabí Yehudá Haleví reviven en la voz de ETTY ANKRY, Por Natán Naé

Por Natán Naé

La cantante del pop religioso Etty (Ester) Ankri realizó un extraordinario trabajo musical al incorporarle sonoridad actual a doce poemas del escritor judeoespañol de finales del siglo XI y principios del XII Yehudá Haleví, con elegancia y sin perder el sentido místico original de estas piezas.

Etty Ankri, nacida en 1963, en el seno de una familia tunecina en la ciudad de Lod, Israel, ha sido considerada la cantante femenina del año en Israel en 1990, cuando vendió más de 90 mil discos con su álbum Lo veo en tus ojos, que se convirtió en un éxito total que se reconoció con un disco de platino. Ha hecho duetos con Mati Caspi y David D’Or, ambos con gran receptividad por parte del gran público israelí.

Desde el año 2004, Ankri hizo un viraje hacia la música espiritual, y en dos ocasiones sus canciones han sido incorporadas a sendas ediciones de World Music, de la colección Putumayo:

Putumayo presents Israel y Exotic voices of Women around the World. Del álbum hecho a base de los poemas de Yehudá Haleví, el crítico del periódico Haaretz, el periodista Ben Shalev, escribió: «Su voz es clara y precisa, irradiando vulnerabilidad y confianza en sí misma a la vez, y así pulsa botones emotivos tal como hacía hace veinte años (…) Las canciones comienzan con elementos melódicos que son familiares y telúricos que parecieran canciones folclóricas.

El uso de acordes menores, la percusión en guitarra clásica, le dan un “aroma” del sefardismo mizrahí… pero, entonces, dos o tres minutos transcurridos en la canción, hacen que algo fascinante suceda. La melodía circular, que serpentea en un registro bajo y pareciera quedarse atrapada allí, repentinamente se abre. Este movimiento generalmente refleja un punto de partida para el texto. Esto sucede tanto en Yoná ma teheguí como en la bellísima canción Yefé nof… A la mitad del álbum, otra cosa agradable se da: Ankri detiene los colores musicales de la tradición judía de Israel, y permite otros matices en temas como Eli Rafeni, por ejemplo, que tiene tintes de bossa nova con influencia india. Por su parte, Avdei Zman se emparenta con la música árabe y Ye’iruni Raayonai nos devuelve a la melodía que la hizo famosa: Lo veo en tus ojos.

Además de los temas ya nombrados, el álbum cuenta con los poemas Mi Yitneni, Yedidí Hashejajta, Nafshí leBeit El, Umalajim nehelajim, Bejol leví, y Mizmor leDavid.

Anuncios