LOS BENEI MENASHÉ volvieron a casa

The Associated Press/The Jerusalem Post

El 24 de diciembre de 2012, unas docenas más de judíos que se consideran descendientes de una tribu judía perdida emigraron a Israel el lunes desde una pequeña aldea en el noreste de la India.
Los benei Menashé sostienen que son descendientes de los judíos desterrados del antiguo Israel a la India en el siglo VIII aec. Ya en 2005 el jefe rabínico sefardí Shlomo Amar los reconoció como tales y aproximadamente mil 700 se fueron a Israel antes de que el gobierno de Ehud Olmert dejara de otorgarles el visado.
El gobierno de Netanyahu recientemente revirtió esa norma y consintió que los 7 mil 200 benei Menashé restantes se trasladaran a Israel. Los primeros 53 llegaron el lunes 24 de diciembre de 2012.
Aproximadamente otros 300 integrantes de esta comunidad llegarán antes de agosto del 2013, dijo a The Associated Press el dirigente Michael Freund, de la ONG Shavei Israel, que los apoya.
Shavei Israel cubre los gastos de traslado de los nuevos inmigrantes, así como también dará apoyo financiero en el período inicial, mientras que el gobierno israelí asumirá gastos posteriores.
Los inmigrantes se asentarán en la zona de la Galilea con el apoyo del ministerio de Absorción, según reporta The Jerusalem Post.
Esta colectividad, originarios de los estados de Manipur y Mizoram, en el noreste de la India, han estado practicando el judaísmo de la misma forma que sus antepasados.
Los benei Menashé son fieles observantes del Shabat y del Kashrut, así como también las leyes de pureza familiar, según lo reporta The Associated Press.
«Después de esperar miles de años, nuestro sueño se hace realidad», dijo a la agencia AP la nueva inmigrante Lhing Lenchonz, de 26 años, que arribó junto a su esposo y su hija de ocho meses de edad.

Anuncios