FESELA A LOS 40 AÑOS de su fundación: ideario, logros y retos*

Moisés Garzón Serfaty

Motivos de su creación
La situación del mundo judío y de Israel a mediados y finales de los años 60 hizo que surgiera la necesidad de aglutinar voluntades y esfuerzos de las comunidades sefardíes en el mundo. Era la época del movimiento Panteras Negras en Israel cuando se daba una subvaloración de la cultura los judíos sefardíes y orientales, había un predomino askenazí y una segregación de los sefardíes y judíos orientales que habían hecho aliá y vivían, necesariamente, en maabarot (tiendas de campaña), en espera de que sus condiciones mejoraran. Se trataba de una masa depauperada, con bajo nivel de educación. Las elites habían emigrado a Europa, EE UU, Canadá y América Latina.
Llegó el momento en que en Israel se tomó conciencia de este drama humano que atentaba contra principios básicos judíos y contra la unidad de nuestro pueblo. La Organización Sionista Mundial y la Agencia Judía se movilizaron y, mediante las federaciones sionistas en la diáspora, se comenzó a concientizar a las comunidades sefardíes acerca de esa situación. Existía la Federación Sefaradí Mundial; pero, era un ente inoperante en casi completo letargo. A América Latina y otros países llegaron shelijim de la Organización Sionista Mundial y con los jóvenes de las federaciones sionistas y dirigentes organizaron reuniones de esclarecimiento y con fines organizativos. En 1970 o 1971 tuvo lugar un importante encuentro en Colonia Suiza (Uruguay). El señor Nessim Gaón se hizo cargo de la presidencia de la Federación Sefardí Mundial y activó en Israel en pro de la desaparición de las desigualdades mencionadas.
En octubre de 1972, se celebró en Lima la VI Conferencia de Comunidades Judías de América Latina a la que asistieron dirigentes comunitarios y sionistas, incluyendo numerosos jóvenes sefardíes en las delegaciones de los países asistentes. En ese marco, el 27 de octubre de 1972, se firmó el acta de fundación de Fesela y se aprobaron sus estatutos. Inicialmente, se sugirió denominar a la institución como Federación de Comunidades Sefardíes de América Latina; pero, finalmente se optó por Federación Sefaradí Latinoamericana (Fesela) y se eligió como su primer presidente al compañero Rubén Beraja.
Recuerdo que a la VI conferencia de Comunidades Judías de América Latina y a la Fundación de Fesela, asistió el señor Pinhas Sapir, quien fue ministro de Finanzas del Estado de Israel y que, a la sazón, era presidente de la Organización Sionista Mundial y de la Agencia Judía. También asistieron los shelijim de la Organización Sionista Mundial, Mordejay Elkayam y Nissim Farji, quienes durante años sucesivos desarrollaron una extraordinaria labor para que nuestra federación realizara sus actividades para la consecución de sus objetivos primarios.

OBJETIVOS PRIMARIOS
• Fortalecer a las comunidades sefardíes.
• Incorporarlas al quehacer del pueblo judío en su conjunto y al movimiento sionista.
• Capacitar a la dirigencia sefardí creando previamente en ella la conciencia de la importancia de la unión del pueblo judío y de tomar en nuestras manos la forja de nuestro destino y el del pueblo judío en su conjunto. En este punto, debo señalar que también hubo que concientizar a nuestros hermanos askenazíes y hacerles ver que no se trataba de un movimiento separatista, sino que, por el contrario, pretendía contribuir a la unidad de nuestro pueblo y a la defensa de la causa de Israel haciendo realidad nuestro lema: Por un pueblo unido.
• Fortalecer los nexos con el Estado de Israel y colaborar con el mejoramiento de la situación de los sefardíes de nuestra mediná.
• Promover el acceso de los sefardíes a instancias judías de dirección y decisión a nivel internacional y de cada país, incluido el Estado de Israel.
• Rescatar, difundir y enriquecer la cultura sefardí.
• Elevar la autoestima de los sefardíes y ganar el respeto a su dignidad por su trayectoria y su aporte al judaísmo a lo largo de los siglos, combatiendo actitudes discriminatorias o segregacionistas.

LOGROS
• Creación del departamento de Comunidades Sefardíes de la Organización Sionista Mundial que dirigieron Asher Ohayón y David Avayou.
• Se colaboró con la Federación Sefaradí Mundial para dotar de becas de estudio, en todos los niveles, a niños y jóvenes sefardíes en Israel, los que en el transcurso de los años obtuvieron la capacidad necesaria para tener acceso, como profesionales en diferentes ramas del saber humano, a empresas y organismos privados y estatales que antes les estaban vedados por su falta de preparación.
• Junto con las federaciones sefardíes de Francia, Gran Bretaña, Italia, Estados Unidos y Canadá, Fesela contribuyó a fortalecer a la Federación Sefaradí Mundial y colaboró en su importante labor. Puedo afirmar, con sano y legítimo orgullo, que Fesela llegó a ser y es la más dinámica de las afiliadas a la Federación Sefaradí Mundial.
• En todas las comunidades de América Latina, los sefardíes accedieron a cargos elevados en organismos tales como los comités representativos, federaciones sionistas y otros entes relacionados con el sionismo y el Estado de Israel, así como en el Congreso Judío Latinoamericano, rama del Congreso Judío Mundial, y asistieron, numerosos, a congresos sionistas, asambleas de la Agencia Judía y, por supuesto, a reuniones plenarias y del presídium de la Federación Sefaradí Mundial.
• Fesela contribuyó a la unión interna y cooperación fraternal de comunidades que vivían separadas en nuestro continente.
• Se creó el CIDICSEF (Centro de la Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí) en Buenos Aires, en el año 1975, como ente encargado del rescate, divulgación y enriquecimiento de la cultura sefardí y la promoción de centros de estudios sefardies en cada comunidad con actividades y publicaciones propias. CIDICSEF inició y continúa la publicación de la prestigiosa revista Sefárdica. Como primer presidente de CIDICSEF, Fesela designó a nuestro compañero y expresidente de nuestra Federación, José Menasce, quien fue sucedido en el cargo, hace más de 30 años por el compañero Mario Eduardo Cohén, ambos con un desempeño exitoso, ayudados por valiosos colaboradores.

Debo señalar que, previamente, en Venezuela ya existían la revista Maguén- Escudo, fundada en 1970 y el Centro de Estudios Sefardíes de Caracas, fundado en 1980. También se inició en Caracas la celebración de las semanas sefardíes, en 1982. Anecdóticamente, referiré que pugnábamos por si la prioridad presupuestaria y de actividades políticas privaba sobre la actividad cultural o debiera ser a la inversa. Finalmente, en ambas áreas alcanzamos logros destacados. Quiero señalar también que a la Asamblea Plenaria Bienal de Fesela, celebrada en Buenos Aires en 1984, en la que tomó posesión de la presidencia de nuestra Federación el compañero Elías Salem, asistió como invitado de honor el señor Isaac Navón, para entonces presidente del Estado de Israel.
Entre otros recuerdos dignos de ser mencionados, incluiré que en la citada Asamblea Plenaria Bienal de Buenos Aires se aceptó la incorporación de la querida comunidad hermana de Miami, Florida, como miembro pleno de nuestra Federación, a petición de quien fuera su presidente, el querido y recordado Salomón Garazi, de bendita memoria, quien formuló su solicitud a quien les habla en una visita que hizo a Miami en 1982, cuando ejercía la presidencia de Fesela. El Ejecutivo, con sede en Caracas, consideró la petición y la aceptó de inmediato, ad referéndum de la próxima Asamblea Plenaria Bienal. Salomón Garazi z’l ejerció la presidencia de Fesela y ahora la ejerce su hermano Sabeto Garazi.
Fesela impulsó la creación de la Confederación Sefaradí Panamericana (CONSEPA) junto con las federaciones de Estados Unidos y Canadá. Se elaboró un proyecto de estatutos; pero, finalmente no se pudo concretar la idea.
Especial mención debo hacer del otorgamiento, en 1992, a los 500 años de la expulsión de los judíos de España, del Premio Príncipe de Asturias a la Concordia a las comunidades sefardíes representadas por la Federación Sefaradí Mundial. Al acto, al que concurrimos varios representantes de sus ramas, se realizó en Oviedo, en el teatro Campoamor, con asistencia de don Felipe de Borbón, príncipe de Asturias. Por parte de la Federación Sefaradí Mundial, el jajam Salomón Gaón, pronunció un emotivo discurso.

*Resumen de su exposición en la reunión del Ejecutivo Ampliado realizada entre el 1° y el 4 de noviembre de 2012 en Lima en el marco de la celebración del 40˚ aniversario de la fundación de Fesela.

Anuncios