Enseñar el Ladino

En 2007 lanzó el doctor Moisés Garzón Serfaty, director y editor de Maguén-Escudo de Caracas, en su editorial una «Alerta ¡S.O.S.! Desaparecen publicaciones sefardíes» (Maguén-Escudo Nº 145, 2007, p. 2). Mencionó revistas desaparecidas y también a Akí Yerushalaím en peligro de serlo. Para darle ánimo al doctor Garzón escribí «Publicaciones sefardíes» (Maguén-Escudo Nº 146, 2008, pg. 53, 54).

Para empezar escribí: «Todos lamentamos la desaparición de publicaciones; pero, al mismo tiempo tenemos que saludar aquellas que existen, así como las que surgen y se unen en el empeño de mantener viva nuestra cultura sefardí. A continuación, mencionaré revistas, redes de Internet, emisiones de radio, institutos, museos, libros y otros. Subrayaré también el valor de los medios de comunicación electronicodigitales, más cómodo hoy para las nuevas generaciones, que son el futuro del mantenimiento y la propagación de nuestra herencia cultural».

Las nuevas generaciones, pues, quienes no viven en comunidades tradicionales, están perdiendo el contacto y el uso del idioma ladino. Confrontadas con estos problemas, algunas comunidades decidieron últimamente preservar el contacto con la tradición y la cultura, a través del idioma. En esta época, cualquier niño sabe leer en inglés por Internet. Es así que la comunidad de Salónica empezó recientemente a publicar su revista El Avenir en idioma inglés para guardar el contacto con sus hijos e hijas dispersos por el mundo.

Una nueva manera de preservar el contacto y el idioma, lo constituye el libro «Beginner’s Ladino» de Alla Markova, publicado el año 2008 en Nueva York.

Se trata de un manual de enseñanza del idioma ladino, a partir del inglés, es decir: fácil para la joven generación. El libro incluye dos discos, lo que permite a los jóvenes aprender el ladino sin ayuda de un profesor y sin ir a una escuela.

El libro de 190 páginas incluye una breve historia del ladino y del judaísmo sefardí; trece lecciones con diálogos; vocabulario y expresiones; explicaciones gramaticales; ejercicios con respuestas; breve diccionario ladino-inglés e inglés-ladino; dos discos compactos de diálogos y vocabulario.
El libro está escrito de manera metódica por una persona con larga experiencia en enseñar a leer y hablar el ladino y numerosos otros idiomas, tanto a nivel universitario como en la divulgación al público y más especialmente a los jóvenes. ¿Quién es la persona que logró preparar ese tan completo libro de enseñanza? Sorpresa: Alla Markova, una persona cuyo nombre no suena sefardí. ¡Y no lo es! Leemos en una página la dedicatoria: «A la memoria de mi padre, Meyer Ben Faivus Alter Markov, un judío askenazí, quien me introdujo a la cultura sefardí y me estimuló a aprender el idioma ladino». ¿Puede ser entonces su madre? Especifica Alla: «No, ambos eran judíos askenazíes». La señora Markova nació en la Unión Soviética y vive ahora en Nueva York con su marido y sus hijos. Al abrir el libro, en la Introducción, otra sorpresa: una cita de Moshé Shaul, en ladino, por supuesto:

«No me importa ke nombre uzan para muestra lingua.
Lo importante es ke la avlen i ke la melden, i ke traten de escribir letras, poezias, artikolos i livros en esta lingua porke solo de esta manera puedra continuar a bivir».
Moshé Shaul, Redactor de la revista
Akí Yerushalaym

Alla Markova es la personificación de una historia judía. Nacida en la Unión Soviética como tercera hija de su familia, estaba interesada en idiomas. Su padre la animó a aprender el ladino, y Alla llegó a la posición de instructora en la Universidad de Leningrado (San Petersburgo). Los estudios de judaísmo no eran kasher en aquel entonces, así que llamaron «sefardíes» a los estudios en los cuales las autoridades no tenían interés particular.

Enseñó español y portugués en escuelas y ladino en la Universidad. La situación cambió cuando se desintegró la Unión Soviética. Alla Markova publicó artículos, se hizo conocer, y así llegó a institutos de los Estados Unidos, donde reside actualmente.

La publicación del libro: «Beginner’s Ladino» es la coronación de sus esfuerzos en su afán de divulgar el idioma, y constituye un verdadero monumento a la tradición judía y al idioma ladino. «Sefardíes, askenazíes, somos todos judíos. Punto», afirma Alla Markova.

El libro publicado en esta época de la computadora y del Internet, es sin lugar a dudas, un elemento esencial en la preservación de nuestra identidad.
Cada adolescente, niño y niña, debe tener este libro como «libro de cabecera» o más bien dicho hoy día: «al lado de su computadora».

Marzo de 2009

«Beginner’s Ladino».
ISBN-13:978-0-7818-1225-2
Alla Markova ISBN-10:0-7818-1225-9
Hippocrene Books, Inc. New York, 2008
http://www.hippocrenebooks.com

Anuncios