Diccionario de Cultura Judía en Venezuela: UN ANTES Y UN DESPUÉS. Editado por el Centro de Estudios Sefardíes de Caracas

portada del Diccionario

El 22 de marzo se presentó el Diccionario de Cultura Judía en Venezuela: una mirada inconclusa, obra que compendia buena parte de la vida, quehacer y aportes de la comunidad judía venezolana. Puede afirmarse que este diccionario, editado por el Centro de Estudios Sefardíes de Caracas (CESC) de la Asociación Israelita de Venezuela, marca un antes y un después, ya que desde ahora se constituye en una referencia fundamental para conocer el devenir y el quehacer de nuestra kehilá. Como señaló el maestro de ceremonias, Néstor Garrido, este libro sintetiza los aportes de la comunidad a la vida nacional desde el siglo XIX, reflejando una inmensa cantidad de trabajo, talento y entrega.

A continuación, fragmentos de las intervenciones realizadas durante el acto, que se llevó a cabo en el Espacio Mercantil de Altamira.

Salomón Cohén Botbol, presidente de la AIV

«Este diccionario es fruto de varios años de minucioso esfuerzo e investigación, llevada a cabo para reflejar con justicia y prudencia, sin exagerar pero sin omitir, la historia del Judaísmo venezolano: cada párrafo, cada institución, cada nombre, ameritaría un libro por sí mismo. Ahora tenemos a nuestra disposición una obra útil para educar y enseñar, y mostrar a las generaciones futuras por qué la comunidad judía venezolana es considerada un ejemplo a nivel mundial. Este libro será ahora una especie Google comunitario».

Miriam Harrar de Bierman, presidenta del CESC

«El Centro de Estudios Sefardíes de Caracas, fundado por Moisés Garzón, se ha abocado desde sus inicios al rescate de la memoria y cultura sefardí, a través de exposiciones, talleres, charlas, seminarios y publicaciones. El Diccionario de Cultura Judía en Venezuela es producto de una investigación exhaustiva, que abarca a muchos venezolanos judíos que aportaron al país su saber en diferentes disciplinas». Francisco Javier Pérez, presidente de la Academia Venezolana de la Lengua y prologuista del diccionario «Si hay una obra imperfecta es el diccionario. Siempre van a faltar muchas cosas, detalles, lo que obliga a publicar sucesivas ediciones. Es la especie de libro que más se entromete en la vida de los usuarios. »Esta es una obra importante, muy rica en información y referencias, un verdadero tesoro. Su valor capital es que reconstruye un trayecto cultural determinante, como el de la cultura judía en Venezuela. Se trata de un trabajo muy paciente de varios años que muestra el tesón de sus autores. Estoy agradecido de que me invitaran a prologarlo, porque me ha permitido comprender la significación de la cultura judía en Venezuela».

Jacqueline Goldberg, coautora

«Esta es una publicación milagrosa, pues resulta un milagro publicar un libro en Venezuela en esta época. Está incompleto y lleno de faltas, como todo diccionario y como lo señala su título, pues esta comunidad está viva. Cubre temas muy diversos; por ejemplo aparece el Miss Venezuela, porque hay judíos en el Miss Venezuela. »Los diccionarios suelen publicar anexos donde se añaden o corrigen datos. Pero de todas maneras siempre seguirá faltando algo, como en la vida, que crece y cambia constantemente. Muchas gracias a las instituciones que lo hicieron posible».

Abraham Levy Benshimol, coautor e inspirador de la obra

«Elaborar este diccionario ha sido una gran responsabilidad. Resultaría muy difícil incluirlo todo, y en algunos casos fue imposible obtener la información; por ejemplo, en algunos casos la familia de los personajes ya no vive en Venezuela. Pero como en algún momento había que publicarlo, teníamos que terminar la edición. »Uno de los objetivos de esta obra es demostrar que venezolanidad y judeidad no son excluyentes; a lo largo de las páginas del diccionario se comprueba que los judíos de Venezuela han sabido integrarse a la vida del país sin pérdida de su identidad judía. »En la diversidad se mide la salud de una sociedad y un país. Hoy estamos inmersos en una Venezuela que no es tan sana; los valores que heredamos de nuestros padres, y que nos son tan caros, son lo que nos permite tener esperanzas y aspirar una Venezuela mejor, donde todos puedan convivir sin distingos de razas, credo o ideología».

Para Abraham Levy Benshimol, en la diversidad se mide la salud de un país.

Anuncios