Después de cinco siglos La Rioja volvió a exportar vinos kasher, Por Pilar Mazo

Pilar Mazo (EFE)
Las Bodegas Ramón Bilbao, de Haro, y Consejo de la Alta, de Cenicero, ambas de «Rioja», elaboran vino kasher, para los practicantes de la religión judía, que distribuyen en Estados Unidos e Israel, un mercado nuevo para el que trabajan sobre pedido y en el que lo tienen todo vendido.

Para los responsables de ambas bodegas, se trata de un segmento en pleno proceso de expansión que presenta altas tasas de crecimiento en los últimos ejercicios.

Un grupo de judíos ortodoxos contratados de las compañías Royal Wine, para Ramón Bilbao, y Elvi Wines, para Consejo de la Alta, se desplazan a estas firmas riojanas para supervisar y certificar todo el proceso de elaboración de su vino kasher, proveniente de La Rioja.

Bodegas Ramón Bilbao comenzó a elaborar vino kasher en 2001, pero la buena aceptación de esos caldos entre la comunidad judía, especialmente, la norteamericana, hizo que la bodega se planteara hace dos años ampliar nuevos mercados, explica a Efe su jefa de Marketing, Paula Zúñiga.

Actualmente, esta bodega, añade, es la más antigua de España en la elaboración de vino kasher y, además, de las pocas en el mundo que tiene el certificado «mevushal», que le permite ser descorchado y manipulado por personal no religioso sin perder su condición sagrada, añade Paula Zúñiga, quien añade: «sólo bodegas que aspiran a tener cierto volumen de kasher y ampliar mercado lo tienen».

Anuncios