DAVID COREN: un israelí de Ribadavia, Por Xosé Luís Chao

Por Xosé Luís Chao

Como es sabido, en Ribadavia, ciudad de Galicia, donde cada año se viene realizando «Fiesta de la Historia», fue en el año 1601 cuando Jerónimo Bautista de Mena, judío converso, denuncia a doscientos vecinos de esta villa por prácticas judaizantes. Entre los acusados se encontraron varios de sus familiares y otros destacados ciudadanos, tanto en el ámbito profesional como en el económico. De estos doscientos, cuarenta y dos fueron condenados a diferentes penas en un auto de fe celebrado en la ciudad de Santiago de Compostela un 11 de mayo e 1608, y por azar entre estos 42 condenados se hallara Duarte Coronel, perteneciente a una familia ilustre de judíos de Salvatierra del Miño. Contaba entonces con treinta años de edad y era vecino de Ribadavia para contraer matrimonio con una muchacha de esta localidad, Ana de Mena, de diecisiete años, también condenada en este juicio. Él fue admitido para la reconciliación en forma e auto de fe público, haciéndolo en una iglesia y condenado a confiscación de todos sus bienes, hábito de sambenito, y dos años de cárcel; ella, a confiscación de bienes, sambenito y un año de cárcel.

El primer ascendiente conocido de Duarte Coronel fue Abraham Senior, nacido en Segovia en el año 1412. Hombre de gran capacidad. Desde muy joven se encargó de las finanzas y del cobre de impuestos y tributos en el reino de Castilla, y llegó a ser uno de los consejeros más importantes de la reina Isabel la Católica e intervino en la boda de esta con Fernando de Aragón. Se desempeñaba como rabino de la Corte cuando se firmó el edicto de expulsión, fue convencido por los Reyes Católicos para que se convirtiese al cristianismo, y así lo hizo, bautizándose en presencia de los reyes un 15 de junio de 1492, y se cambió el nombre por Juan Pérez Coronel. Por diferentes circunstancias, lo más probable para huir de la Inquisición, sus descendientes pasaron a vivir en Portugal y más tarde en la vecina villa de Salvatierra, donde permanecieron por lo menos dos generaciones hasta que la Inquisición causó de nuevo estragos en esta familia, muchos de ellos condenados; alguno, quemado vivo y los que pudieron, huyeron.

Parte de esta familia se fue a Holanda y uno de los descendientes de Abraham Senior, quizá su bisnieto, de nombre Duarte Coronel, quien cuando vivía en Ámsterdam vuelve al judaísmo retomando el apellido Senior de su bisabuelo y como segundo el católico de Coronel, haciéndose llamar David Senior Coronel, quien años más tare se marchó al Brasil donde llegó a ser inmensamente rico gracias a las grandes plantaciones de azúcar que llegó a tener. Un descendiente de éste, Nahmán Natán Senior Coronel en el año 1820, a los veinte años de edad decide dejar Holanda y emigra a Jerusalén donde escribió libros de religión que lo harían famoso. Gracias de nuevo a la providencia que un bisnieto de Nahmán Natán Senior Coronel, de nombre David Coren vive actualmente en Israel, donde es una personalidad reconocida por ser miembro de la sexta y séptima Knéset (parlamento israelí) y fundador de un kibutz importante, el Bet Haaravá, a la orilla del mar Muerto, aun cuando David Coren no sabe ahora que sus raíces estaban también en Ribadavia y que se conocieron en la «Fiesta de la Historia».

Anuncios