CESC: Venezuela presente en la IV CUMBRE ERENSYA Celebrada en México en junio

Natán Naé

Las circunstancias económicas y políticas de Venezuela no fueron óbice para la presencia del Centro de Estudios Sefardíes de Caracas en la IV Cumbre de la Plataforma Erensya, que desde 2011 se viene realizando cada dos años en diferentes comunidades judeoespañolas y que este año se congregó en Ciudad de México, tras tres encuentros similares en Bulgaria, Turquía y España.
La presidente del CESC, Miriam Harrar de Bierman, se encontró en la capital azteca con los representantes del Centro Sefarad-Israel, dependencia de la Cancillería española que organiza estos encuentros, junto a la Fundación Tres Culturas y la Federación Sefaradí Latinoamericana, así como con representantes de treinta kehilot, provenientes de Israel, Brasil, Colombia, España, Estados Unidos, Argentina, Francia, Turquía, Grecia, los Balcanes, entre otras, amén de las distintas organizaciones que agrupan a los sefardíes que viven en México.
La Cumbre, que se realizó entre el 6 y el 9 de junio, se inauguró en el Instituto Cultural México-Israel y contó con la presencia de varios alcaldes españoles como los de Estella-Lizarra (Navarra), Castrillo Mota de Judíos (Castilla-León) y Córdoba (Andalucía), cuya alcaldesa, Isabel Ambrosio, abrió el encuentro destacando la importancia de los judíos
en España y en especial en su ciudad, sin cuyo legado, «no se entendería».
El presidente del Instituto Cultural México-Israel, David Serur, anfitrión de la inauguración, recalcó el papel de la memoria en la construcción del legado común entre todas las comunidades sefardíes acogidas en la Plataforma Erensya: «La memoria une espiritualmente a hombres y mujeres. Pensamos y luchamos por el entendimiento y respeto.
Que viva la cultura, la ciencia, nuestras raíces y el recuerdo, lo que nos conducirá a un mundo lleno de optimismo y unión».
Asimismo, el vicepresidente de la Federación Sefaradí Latinoamericana (Fesela), Alberto Levy, coanfritrión del evento, resaltó el papel de México como país de acogida de tanto inmigrantes israelitas: «Es un país bendito que ha recibido a los judíos desde su expulsión en 1492… A principios del siglo XX se formó un grupo renovado de judíos
que conformaron lo que hoy es la comunidad… [Aquí] hay corazón y un verdadero acercamiento a lo judío en México».
La importancia de la IV Cumbre Erensya quedó demostrada con la presencia de Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México, uno de los cargos políticos más influyentes del país, según dijo Miguel de Lucas, director del Centro Sefarad-Israel en el programa Shalom de la Televisión Española. El periódico Enlace Judío recoge las siguientes palabras de Mancera en esa ocasión: «Tener este congreso es un orgullo (…) México recibe y apoya a todas las comunidades del mundo», a la vez que resaltó la prohibición constitucional de la discriminación y, específicamente, contra del antisemitismo.
Durante la Cumbre Erensya se establecieron mesas de trabajo sobre memoria, lenguas sefardíes y la generación de relevo. Muy interesante fue la presentación de Fanny Sarfati, quien habló en yudezmo de sus recuerdos (discurso que reproducimos en la página 12).
Igualmente, se realizaron dos conciertos de música en judeoespañol, en donde tuvie
ron participación especial el grupo Sfarad, de México, Liliana Benveniste, de Argentina, y el cantante Paco Díez, de España. En una entrevista concedida a la prensa judía por la presidente del Centro de Estudios Sefardíes de Caracas, Miriam Harrar de Bierman, esta destacó el interés general de los correligionarios presentes en la Cumbre Erensya por la situación interna de Venezuela y del futuro de la judería nacional, a la vez que se dio cuenta de la fortaleza institucional de la comunidad judía de Caracas, con una solidez comparable a la mexicana, toda vez que en ese país viven más de 50 mil judíos y en Venezuela se está daño un fuerte proceso de emigración.
Con información de Enlace Judío, Diario Judío, TVE y eSefarad.
Anuncios