TRAS LAS HUELLAS de los judíos de Coro

NatánNaé
Fotos: Sara de Santa Clara

El Centro de Estudios Sefardíes de Caracas organizó entre los meses de octubre y noviembre un ciclo de charlas que indagaron sobre la herencia cultural y la herencia de los judíos que llegaron a la ciudad de Santa Ana de Coro a mediados del siglo XIX y que constituyeron la primera comunidad israelita en Tierra de Gracia.
El primero de los tres encuentros programados se dio el 23 de octubre con el poeta y periodista Alejandro SebastianiVerlezza, quien disertó sobre el poeta falconiano Elías David Curiel, vate modernista, a quien el orador consideró como un marginado tanto en la Coro pueblerina de finales del siglo XIX, como en Caracas, donde sobrellevaba el peso de ser de «provincia». Sebastiani destacó la singularidad de Curiel en el ámbito de la literatura venezolana, donde es prácticamente un desconocido o, a lo sumo, una referencia erudita en ciertos grupos.
La segunda de la conferencias tuvo como tema la actividad cultural de las jóvenes judías corianas, en una conferencia realizada por la doctora Dunia Galindo, quien habló de los círculos literarios Armonía y Alegría, dos sociedades intelectuales de muchachas rebeldes que trajeron modernidad a la ciudad, no solo por haber propulsado el teatro, los bailes y los círculos literarios, sino incluso por lograr reformas arquitectónicas en la primera capital de Venezuela. La conferencia de Galindo les abrió a los asistentes los ojos ante lo que fue un movimiento muy cercano al feminismo en tiempos en que Venezuela se mostraba atrasada y llena de prejuicios.
En la tercera oportunidad en que el público se encontró para hablar de la huella de los judíos en la región de Coro la palabra la tomó la doctora Blanca de Lima, antropóloga especialista en la historia de esa comunidad, quien presentó su trabajo sobre el dilema entre los matrimonios exogámicos y la supervivencia cultural de los judíos curazoleños, y cómo se reflejaron en dos obras: María, de Jorge Isaacs, y Josefina, de Daniel Salas.
Las conferencias tuvieron lugar en la sala de la Fundación Herrera Luque en la plaza de Los Palos Grandes.

Anuncios