EL RETO de la persistencia, Por Néstor Luis Garrido

Textos y fotos: Néstor Luis Garrido

El domingo 20 de junio, la gran sinagoga Tiféret Israel de la sede de la Asociación Israelita de Venezuela en Maripérez fue el escenario para la celebración de los octagésimo aniversario de la organización techo de la comunidad sefardí de Caracas, acto que congregó a líderes judíos, ex embajadores, ex presidentes, activistas, rabinos y público en general.

La celebración comenzó con las palabras del presidente de la AIV, David Benzaquén, quien exaltó la encomiable labor de sus antecesores, que supieron sentar las bases de la fortaleza del judaísmo en Venezuela, mediante la creación de instituciones religiosas, culturales, educativas, de beneficencia, con las que la AIV, a veces en solitario y otras al lado de la Unión Israelita de Caracas, ha dado respuestas a las necesidades de sus socios, antes, ahora y para la posteridad, en una comunidad que reafirma su presencia en tierras venezolanas.

Tras las palabras de Benzaquén, el moderador del acto, Joel Cohén, le dio la palabra al invitado especial del acto: el ex presidente de la comunidad judía de Madrid, España, Mauricio Toledano, quien disertó sobre la actualidad del judaísmo en Europa y de la onda de antisemitismo, disfrazado de antisionismo, que recorre ese continente y cuyo cenit más reciente se dio con el incidente del barco turco Mármara Maví en las aguas frente a Israel.
A las palabras de Toledano, siguieron las del rabino principal de la AIV, Isaac Cohén, quien expresó sus parabienes para la comunidad y luego procedió a saludar a los presentes.
Posteriormente, realizó algunas ashkabot por los presidentes de la AIV que han fallecidos, y
acto seguido hizo oraciones de misheberaj a los que están vivos. Así mismo, recordó a los rabinos, vivos y muertos, que han oficiado desde la tebá de El Conde, Maripérez y ahora de la Tiféret Israel del Este. Cohén presentó al rabino Shimón Sibony, jazán natural de Casablanca,
quien se ha destacado por su capacidad vocal y por adaptar los tehilim a las melodías más conocidas del bel canto.
La AIV recibió numerosas felicitaciones de organizaciones hermanas de todo el mundo. La Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela y el Centro Social, Cultural y Deportivo Hebraica hicieron entrega de sendas placas conmemorativas de esta fecha.
Tras la conclusión del acto, se invitó a la concurrencia a asistir a la inauguración del Museo Sefardí de Caracas Morris E. Curiel, ubicado en la planta baja de la sede de la AIV, en la que se incluye la sala de lectura Isaac Chocrón, y a un brindis en el salón Elías Benaím Pilo.