ANA SÁLOMON: Los españoles creen que la expulsión de los judíos fue una gran TRAGEDIA, Por Abel Flores

Por Abel Flores
La embajadora de España en Misión Especial para las Comunidades y Organizaciones Judías, Ana Sálomon, estuvo de visita en Venezuela entre el 26 y 27 de octubre para la inauguración de la exposición “Visados para la Libertad”, organizada por la embajada de España, en Caracas, y la Asociación Israelita de Venezuela (AIV), entre otras actividades de índole diplomático.

En una entrevista con la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV), Sálomon explicó el interés del gobierno español en sus relaciones con las comunidades judías, en especial con la sefardíes por toda la herencia, relación y aporte cultural que Sefarad (España en hebreo) ha tenido con el Judaísmo y la presencia que XIII siglos de judería dejó en la historia ibérica y hebrea.

¿Cuál fue el motivo y actividades de esta visita?

Hemos venido a reunirnos con la CAIV, ente representativo de la comunidad judía; con la AIV, institución que reúne a los judíos sefardíes venezolanos y a inaugurar la exposición “Visados para la Libertad” en Hebraica. También hemos tenido una reunión con las autoridades venezolanas. Una reunión que se planteaba como un intercambio de puntos de vista y para transmitirles de qué manera en España, bajo el mandato del ministro de exteriores Moratinos, se ha planteado y se articuló un proceso de fortalecimiento y de vínculos con la comunidad judía española y en general.

¿Cuándo y por qué se creó en España una misión especial para las relaciones con las comunidades judías?

Se creó en mayo de 2005. Ha decir verdad cuando llegó el ministro Moratinos (en 2004) había ya una embajada de misión especial, la cual estaba adscrita a la Secretaría de Estado de Asuntos Exteriores, y una de las primeras decisiones que tomó el ministro Moratinos fue adscribir esta embajada a misión especial en su gabinete.

¿Qué misiones se plantearon?

En primer lugar el establecimiento de relaciones con la comunidad judía de España. Aunque a decir verdad los judíos de España como españoles no tenían grandes temas con el Ministerio de Exteriores porque no son extranjeros y más bien había muchos temas con Educación, Interior y Justicia, seguridad etc. La segunda línea de acción fue la creación de la Casa Sefarad-Israel, creada en diciembre de 2006, la cual dirigí durante su primer año y medio y es un instrumento importantísimo de diplomacia pública para trabajar con la sociedad civil española. La tercera gran área era todo lo referente a la lucha contra el antisemitismo y la memoria del Holocausto.

Pero también hay relaciones con comunidades judías fuera de España.

También hay muchas comunidades judías, sobre todo de origen sefardí, en Latinoamérica, Norteamérica y los países de los Balcanes. Nuestra misión es abrir y mantener contacto con ellas.

¿Qué metas se han cumplido?

España fue el primer país en promover el 27 de enero como Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto (se escogió el 27 de enero por ser este el día en que tropas soviéticas liberaron el campo de concentración de Auschwitz en 1945).

¿España fue la precursora del día de recordación internacional del Holocausto?

Pues si, España institucionalizó a finales de 2004 este día y por supuesto apoyó esta propuesta en la ONU para finales de 2005 bajo los términos de la resolución 60/7. También España apoyó esta propuesta en la UNESCO.

Aparte de esto se tomó la decisión que España fuera miembro de pleno derecho del grupo de trabajo de cooperación internacional para la memoria e investigación del Holocausto. Y para dar continuidad al día de recordación del Holocausto y que no quedara sólo en el boletín oficial del Estado sino que realmente fuera un día con actividad, contenido pedagógico y de memoria se creó un grupo de trabajo interministerial, esto hizo que se incluyera por primera vez en España la enseñanza del Holocausto en las escuelas.

¿Existe cierto remordimiento histórico de España con los judíos por la trágica expulsión en 1492? ¿Por qué crear una misión diplomática especial?

Creo que una inmensa mayoría de los españoles y de la opinión pública piensan que fue una grandísima tragedia para España la expulsión de los judíos en 1492, de hecho así lo reconoció el rey de España en su visita a una sinagoga en 1992, cuando se conmemoraba en su quinto centenario. No se puede subsanar algo que se hizo, pero si existe la absoluta necesidad de recuperar ese patrimonio judío. Creo que Moratinos sentía la necesidad de expresar su deseo de acercamiento, de cooperación. De hecho uno de los primeros viajes que él realizó en su misión diplomática en Asuntos Exteriores fue asistir a la conferencia sobre antisemitismo en Berlín.

Semanas atrás salió publicada en la prensa española una encuesta que decía que 1 de cada 3 españoles era antisemita o tenían opiniones negativas hacia los judíos.

Pues sí, esta era una encuesta que ordenó realizar el propio ministro Moratinos a través de Casa Sefarad-Israel para conocer qué niveles y naturaleza de antisemitismo había en España, de dónde venía y así diagnosticarlo para afrontarlo. Se concluye que hay un 34 por ciento de antisemitismo lo cual es una cifra absolutamente intolerable, yo creo que las encuestas hay que analizarlas con mucho cuidado, aún no he sacado conclusiones claras, aunque he analizado que hay un mayor antisemitismo de corte tradicional, religioso, de estereotipos tradicionales antisemitas del que yo pensaba; por el contrario creo que hay un menor porcentaje de antisionismo del que pensaba que iba a reflejar la encuesta. Creo que debemos seguir trabajando en el diagnóstico y ya hemos empezado a trabajar en medidas.

¿Qué tipo de medidas?

El ámbito de la educación, fundamental. En todo el tema de enseñanza del Holocausto hemos tenido grandes frutos. Hemos formado docentes para transmisión del Holocausto en el aula, ya que no sólo basta con tener una ley sino que necesitas gente comprometida. Hemos enviado a más de 500 profesores a Yad VaShem en Jerusalén y al Museo del Holocausto de Houston. Este mecanismo de enseñanza lo queremos aplicar también a la lucha contra el antisemitismo, también en los medios de comunicación, que no es algo fácil por el tema de la libertad de expresión, pero algo se ha hecho.

¿Habría un cambio de misión o visión por la salida del ministro Moratinos?

Moratinos ha sido un apoyo absoluto en los cinco años que hemos trabajado juntos. Aunque con la nueva ministra Trinidad Jiménez no he podido hablar porque la asignaron hace apenas unos días (esta entrevista se realizó el 27-10-2010) estoy segura que habrá una línea de continuidad.

¿Como vio a la comunidad judía venezolana?

Yo he venido en dos veces a Venezuela. Me quedé impresionada con el Museo Morris E. Curiel, el cual me hubiera gustado conocer mucho más porque por cuestiones de agenda hubo poco tiempo, pero me gustaría el día que vuelva a Caracas verlo con calma porque me parece un gran museo. La relación de nosotros con la comunidad judía de Venezuela creo que es fantástica y creo que va a seguir siendo así. He visto a una comunidad judía con fuerzas aunque preocupada. Para mi es un placer visitarla.