N.155 Abril – Junio 2010 Nisan – Sivan 5770

maguen_155

Descargar Revista

La memoria
En su más reciente visita, comentaba Isaac Nahón, profesor universitario en Ottawa y ex director de Nuevo Mundo Israelita, que causa sorpresa la intensa actividad cultural de la comunidad judía de Venezuela en esta época de evidente declive demográfico. Para él, con varios años fuera del país, no existe relación entre lo que se hace, lo que se publica, lo que se quiere seguir haciendo en el área cultural con el tamaño real de la comunidad judía y que, como buen comunicador, él creía que debía buscarse una razón para explicar este fenómeno.
La observación de Nahón apunta hacia la sensación que tiene el visitante de que la comunidad judía está haciendo, por medio de sus actividades, un inventario antes de cerrar la puerta y apagar la luz. Dicho en otras palabras, si antes se inauguraban preescolares judíos hoy se inauguran museos, a propósito de la apertura del Sefardí de Caracas Morris E. Curiel.
Desde esta trinchera cultural que significa el Centro de Estudios Sefardíes de Caracas, en su 30º aniversario, creemos exactamente lo contrario: la vida intelectual en estos momentos es una reacción al ambiente hostil que por primera vez se respira en Venezuela y que da una especie de trinchera de resistencia espiritual donde religiosos y laicos se encuentran para hallar respuestas a lo que está pasando.
No se trata de que seamos los émulos de Emanuel Ringelblum, quien, con su grupo Oneg Shabat, dejó por escrito constancia de lo que los nazis hicieron en el gueto de Varsovia, sino que la memoria sirve de espacio para revisar las cuentas del debe y el haber con Venezuela y con la comunidad judía. Si bien son tiempos difíciles e inciertos, también es verdad que la vida judía ha florecido libremente, sin prejuicios, sin ataduras, en nuestro país, y prueba de ello son las ocho décadas que acabamos de celebrar de la Asociación Israelita de Venezuela, a cuya sombra han crecido generaciones de judíos y con cuyos auspicios la comunidad, en conjunto con la Unión Israelita de Caracas, ha echado bases para su fortaleza, lo que ha permitido seguir adelante ante las amenazas, veladas o no, del estamento político.
Las crisis son buenas porque dinamizan las relaciones humanas y porque despiertan la creatividad, la audacia y la necesidad de buscar objetivos claros. Son buenas porque nos obligan a revisar quiénes somos y qué es lo auténtico y falso en nosotros. La experiencia acumulada durante miles de años, evidenciada en la memoria colectiva del pueblo judío, nos da respuesta, nos ayuda a tomar decisiones acertadas, nos da luces al momento de evaluar el entorno y los posibles escenarios.
Lo que se está viviendo en esta insistencia de dejar abiertos los espacios para el pensamiento libre, para compartir experiencias, imaginarios, preocupaciones y nuestros deseos de paz para Venezuela e Israel, para conocernos a nosotros mismos e intercambiar con los demás, no es otra cosa que una reafirmación, bendita sea, de nuestra condición de judíos venezolanos, sefardíes y askenazíes, diaspóricos y sionistas, religiosos y laicos, que con la bendición de Hashem, nunca olvidaremos lo que fuimos, lo que somos y lo que queremos ser.

Índice
EL RETO de la persistencia, Por Néstor Luis Garrido
Hacia EL REDIMENSIONAMIENTO de nuestra comunidad
Vitrina de la CULTURA JUDÍA, Por Abel Flores
Semblanza de ABRAHAM LEVY BENSHIMOL, Por Paulina Gamus
JUAN MUÑOZ: el primer converso quemado en América, Por Elías Barrocas Levy
Un quinto de los españoles tiene sangre sefardí, Por Gabriel Cruise
EL GENERAL JUAN DE SOLA: Héroe de Carabobo, Por Irma de Sola de Lovera
Irma de Sola Ricardo de Lovera (1916-1991)
Judíos con ideales bolivarianos, Por Gerardo Dorante
ELÍAS MOCATTA: un judío solitario en la Caracas de 1820, Por Víctor Miguel Pineda Arrevillanes
Los sefarditas de habla judeoespañola en AMÉRICA LATINA, Por Mario Eduardo Cohén
Una mirada al JUDAÍSMO EN TURQUÍA, Por Alberto Osorio Osorio
SEFARDÍES TETUANÍES en La Sabana del Chaco austral, por Eduardo Fortunato Muscar Bensayag
La lección de un CEMENTERIO JUDÍO, por Mark Steyn
Una aproximación a la diáspora judeo-sefardí, hoy: ENTRE MARRUECOS Y VENEZUELA, por Moisés Garzón Serfaty
La poética judía en DORA POSTERNAK, Por el Doctor Alberto Osorio Osorio